Las funciones de una tienda Online

Comprar y vender es uno de los más antiguos modos de mercadear de la historia. Además, es el método más sencillo de ganar dinero. Sólo se necesita comprar la mercancía, marcarle el precio y hacer “ruido” para que los clientes potenciales la compren. Existen muchas maneras de vender, de puerta a puerta, por teléfono, a través de una tienda física, etc. Sin embargo, todas esas formas de vender requieren de mucho esfuerzo e inversión de dinero. Es aquí donde las nuevas tecnologías entran en juego y se adaptan a nuestras necesidades. Con la invención del internet y diseño de páginas web se abrieron diversas opciones de comunicación. El diseño web se ha convertido en una pieza fundamental en las estrategias de marketing en las pequeñas, medianas y grandes compañías.

El diseño web se diferencia según nuestros objetivos finales, por ejemplo: informar, publicitar, promocionar, vender, comprar o intercambiar ideas y comentarios con nuestros clientes. El diseño web aquí es clave para lograr esas metas y si lo que queremos es comprar y vender debemos pensar rápidamente en el diseño de tienda online. Es lo que se conoce como una tienda virtual donde las transacciones se hacen a través de internet.

El diseño de tienda online permite a la empresa lograr publicitar su mercancía, colocarle precios a los productos, verificar la aceptación de cada uno de ellos, llevar un registro rápido de las ventas, intercambiar comentarios directos con los clientes. Este tipo de tienda virtual conlleva además una inversión mínima de dinero, sin lugar físico, y con un control más asertivo de las transacciones.

Este tipo de tienda se está convirtiendo cada vez más en algo muy común entre las personas y ya son miles los que se están acostumbrando a comprar y vender por internet a través de estas tiendas online. El proceso es simple y lo importante es que todo queda registrado tanto para el cliente como para la empresa.